Se disparan los hurtos en España debido a la inflación

actualidad

El imparable crecimiento de la inflación durante los últimos meses ha puesto en jaque tanto al comercio minorista como a unos consumidores que luchan contra los crecientes costes de los alimentos, la vivienda y el combustible. Esta creciente presión sobre la población coincide con el hecho de que el hurto se ha disparado en lo que llevamos de 2022, lo que ha empujado, según la compañía de referencia en soluciones tecnológicas antihurto, Checkpoint Systems, a un incremento de la demanda de sistemas para la protección de tiendas y grandes superficies.

Más concretamente, la inflación en España ha alcanzado el 10,5%, agudizando un verano marcado por las cifras récord alcanzadas por este termómetro del coste de vida de nuestra sociedad. El dato casi triplica la inflación del mismo período de 2021 (4%) y sitúa al país peninsular por encima de la media europea en un mes donde la tasa de la inflación interanual de la eurozona alcanzó un inédito 9,1% en agosto afectando a todas las economías del viejo continente e impulsada por el encarecimiento de la energía y los alimentos y las tensiones en la cadena de suministro.

Esta coyuntura económica pone en relieve la importancia de protegerse contra el hurto en los establecimeintos de venta, desde pequeños comercios hasta grandes retailers

Los productores de alimentos y bebidas de la zona euro ya han aumentado los precios de su mercancía en una media de un 14% desde principios de 2021, y las subidas de precios más fuertes se han producido entre los productos de la vida cotidiana, como los aceites y las grasas (+53%), las harinas (+28%) y la pasta (+19%). Sin embargo, esta escalada aún no la han implementado en su totalidad los minoristas de alimentos, que tan solo han incrementado un 6% sus precios, lo que implica que los hogares europeos aún tendrán que afrontar más subidas del coste de la cesta de la compra en la segunda mitad del año.

Esto se traduce en que, según un estudio encabezado por Allianz, los alimentos costarían a cada consumidor europeo alrededor de 243 euros más al año por la misma cesta de productos que en 2021. Una coyuntura crítica que, tal y como señala un reciente informe de Bloomberg, puede ser la causa principal de un repunte de hurtos y robos en tiendas, como sucedió «la última vez que los consumidores se vieron sometidos a una gran presión a raíz de la crisis financiera de 2008, en medio de la pérdida masiva de puestos de trabajo y el aumento del precio de los alimentos y el combustible».

EXPERTOS EN SOLUCIONES DE SEGURIDAD

El hurto crece un 44,6% en 2022
De hecho, el incremento del hurto en España en los últimos meses ha sido dramático. Según los datos aportados por el último Balance de la Criminalidad del Ministerio de Interior (informe), durante el primer semestre de 2022, se produjeron 306.269 hurtos, lo que supone un 44,6% más de hurtos frente al mismo periodo del año pasado, cuando se contabilizaron 211.787. Esto supone un notable incremento que sitúa al hurto como el delito más recurrente en el territorio nacional, con una notable diferencia frente al segundo de la lista, el robo en domicilios.