Vivimos rodeados de aparatos electrónicos. Además, en estos últimos meses, hemos hecho un gran uso de ellos dada la situación excepcional que hemos tenido que vivir. Las horas de encierro nos obligaron a buscar otras formas de estar en contacto con personas, a hacer deporte mediante aplicaciones, a escuchar música con un dispositivo en lugar de en directo y a vernos las caras con nuestros seres queridos mediante las pantallas de nuestros smartphones.

Ahora que se acerca el verano, los españoles afrontan esta época con ganas de desconectar para conectar con lo que verdaderamente importa. La ‘I Radiografía de los españoles Smart liderada por la marca española de electrónica de consumo SPC, revela que un 42,1% de los españoles entre 18 y 75 años reduce el uso de dispositivos electrónicos en verano para dedicar más tiempo a sí mismos, a las personas que más les importan o a disfrutar de sus actividades favoritas.

Respecto a este último dato, el informe también revela que las mujeres intentan reducir más el consumo de aparatos electrónicos situándose en un 44,5% frente a los hombres que lo reducen en un 39,6%.

El smartphone, el gadget indispensable en las vacaciones de verano
La llegada de las vacaciones, los días de descanso y la falta de responsabilidades laborales hace que nos planteemos qué dispositivos queremos que nos acompañen en este periodo estival. A través de este estudio podemos conocer que, de entre toda la diversidad de aparatos electrónicos con los que contamos actualmente, el smartphone es el dispositivo considerado como indispensable en las vacaciones de verano, siendo así para 8 de cada 10 españoles (80,10%).

Seguido de este, pero con una distancia bastante relevante, se encuentran los auriculares, que son básicos para un 27,7% de la población, la tablet para un 22,7% o el ebook, que no puede faltar para un 21,9%. Estos cuatro dispositivos son los preferidos para las personas que han tenido mucho contacto con la tecnología y que es ya parte de su día a día. En el lado contrario, la radio (11,5%), la pulsera inteligente (9,6%), el smartwatch (9,4%), los altavoces (8,3%) y el teléfono móvil convencional (7,2%) son los aparatos electrónicos que se señalan como menos necesarios en el día a día de las vacaciones de verano.

Es importante destacar que solo 1 de cada 20 españoles (5,52%) dice que es capaz de disfrutar de sus vacaciones de verano sin ninguno de los dispositivos anteriores.

Así vivimos los españoles nuestro verano techie: mismos dispositivos electrónicos, pero menos tiempo de uso
Con el verano y el cambio de hábitos, algunos españoles vemos modificado el tiempo de uso de los dispositivos electrónicos. Según el estudio de SPC, se observa un aumento en la necesidad de desconexión durante este periodo, ya que un 42,1% dice reducir el consumo de dispositivos durante esta temporada frente al 33,2% que, por el contrario, aumenta su uso, o el 24,7% que dice mantenerlo respecto al resto del año.

Por otro lado, la mayoría de los españoles utiliza los mismos dispositivos que durante el resto del año, aunque hay un significativo 30,5% que declara cambiar de dispositivos en sus vacaciones de verano (por ejemplo, más uso del ebook frente al móvil) al variar sus hábitos y necesidades. Estos usuarios, a su vez, también alteran sus hábitos de frecuencia de uso, ya que solo un 4,7% de los españoles que acuden a nuevos dispositivos en verano mantienen el tiempo que pasan con ellos.

Cabe concluir que, aunque una parte significativa de los españoles encuestados aprovecharán las horas extra de ocio para escapar de la hiperconectividad a la que nos vemos sometidos el resto del año, para la mayoría de españoles la tecnología ha sido una gran ayuda en el último año para estar conectados con los nuestros y para disfrutar de muchas de las actividades diarias a las que estábamos habituados.